I Love Tapas I Love Tapas
Buscar
Receta de mini-calzone de tomate, mozzarella y salami.

Ya que este viernes toca partido, he pensado hacer una tapa que va perfecta con una tarde de fútbol. Unos mini-calzone de tomate, mozzarella y salami muy fáciles de preparar y que están buenísimos.

Casi siempre que hago pizza en casa preparo yo misma la masa. No cuesta mucho trabajo, es barato y más sano, ya que no lleva conservantes y sabemos exactamente lo que comemos. Y además está buenísima. La receta que utilizo siempre es la que os mostré en estas mini-pizzas variadas.

Ahora como estoy de mudanza y casi no tengo cocina, he preparado los calzone con una masa de pizza comprada, de las que vienen refrigeradas y enrolladas. Por favor, si vais a hacer pizza en casa, mucho mejor estas masas que las congeladas o similares.

La idea del relleno la cogí de una especie de pizza enrollada y cortada que vi en el supermercado. Y desde luego no tiene punto de comparación el hacerlo en casa respecto a comprarlo ya hecho. El resultado es una mezcla entre pizza y bollo preñao riquísima y muy jugosa.

Que os guste la receta ¡y que disfrutéis del partido! Y si no te gusta el fútbol… ¿Quien necesita una escusa para comer pizza?

Ingredientes:

1 masa para pizza, a poder ser rectangular, 1/2 bola de queso mozzarella de búfala, 1/2 tomate, 6 cucharadas de salsa de tomate, salami, aceite de oilva virgen extra.

Cómo preparar los mini-calzone de tomate, mozzarella y salami:

Precalentamos el horno a 215º.

Extendemos la masa de pizza y la cortamos en trozos. De la mía han salido 6 trozos de unos 15x10cm, que luego han estirado un poco al despegarlos del papel. Cortamos el tomate en gajos finos y luego trozos, y hacemos lo mismo con la mozzarella.

Pasamos un trozo de masa a la bandeja del horno forrada con papel de hornear y extendemos en la mitad una cucharada de salsa de tomate. Sobre éste ponemos un poco de tomate, un poco de queso y salami en tiras. Cerramos plegando primero los laterales y luego cerrando los extremos como si fuera una napolitana.

Repetimos con todas las porciones y pincelamos con un poco de aceite de oliva.

Horneamos unos 20 minutos a 215º. Como la masa es doble, necesitará más tiempo que una pizza normal para hacerse y que quede bien cocinado el interior.

Presentación del plato:

Servimos los mini-calzone de tomate, mozzarella y salami bien calientes y los disfrutamos en buena compañía.

 

 

 

Popularidad: 11% [?]

Deja un comentario