Entrevistas

Detrás de cada Tapa, de cada gastrobar, hay un gran Chef, un restaurador, ¡descúbrelo!

Recetas de tapas y pinchos

Tapas tradicionales e innovadoras. Descubre el paso a paso para hacerlas en casa

Ferias de las tapas

Actualidad del tapeo en el mundo, a través de las principales Ferias, Eventos y Rutas de las tapas

Tendencias

Noticias sobre Chefs, aperturas de restaurantes, nuevas tapas, historia, biografías, etc.

Video recetas

Recetas de tapas y pinchos paso a paso en vídeo.

Home » Entrevistas

“Comer es divertido y cocinar mola” Entrevistamos a Monsieur Cocotte

Enviado por el 15 abril, 2011 – 17:363 Comentarios

Me llamo José María. Nací en Madrid en febrero del ‘74 pero vivo en Talavera de la Reina (Toledo) desde los tres años o así. Ahora que lo pienso, suena como ser de Argamasilla de Alba. Ya entiendo por qué resulto tan exótico.

Así arranca la autobiografía bloguera de Jose María, alias Monsieur Cocotte, un informático de formación, interino de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de profesión, y bloguero de corazón. En su blog publica recetas sencillas que se pueden hacer en casa con los electrodomésticos comunes, y las explica de la manera más clara posible para que las entienda cualquiera.

Aprendió a cocinar por necesidad cuando sus padres se iban a pasar el verano al pueblo y le dejaban solo en casa con su hermano; cansado de comer pasta llegaron al famoso pacto fraternal “yo cocino, tu friegas”, haciéndose cargo Monsieur Cocotte de los fogones. Más adelante siguió aprendiendo a base de libros, de hacer la comida en casa (según nos cuenta, en su casa son dos y no les da aún para contratar al Berasategui), de ver a Arguiñano, y ahora de internet. Le tiene mucho respeto a Karlos Arguiñano, a Falsarius Chef, a David de Jorge y a cualquiera que se atreva a intentar enseñar a cocinar a la gente.

Monsieur Cocotte fue de los últimos españoles en estudiar francés como segundo idioma en el colegio, y su pseudónimo viene del vínculo que ha mantenido toda su vida con el país galo. Aunque habla francés a la perfección, nos ha concedido la entrevista en español, detalle que le agradecemos profundamente.

¿El subtítulo de su blog es “Vivir para comer” ¿Por qué decide uno un día empezar un blog gastronómico?

Pues no lo tengo muy claro, la verdad. Todo empezó como una forma de tener las recetas de casa en formato web (uno tiene querencia por estas cosas de la informática) y a la vez me parecía una buena idea para manejar los enlaces a mis blogs de cocina favoritos. Sin embargo, gracias a la interacción con mis amables lectores, ha ido evolucionando hacia algo que me gusta mucho. Pero no hubo un “voy a hacer un blog de gastronómico así y asá”.

Monsieur Cocotte es un personaje carismático en la blogosfera gastronómica, ¿Qué perfil de público se acerca hasta su blog? ¿Y qué cree que es lo que vienen buscando?

¿De verdad lo piensas? Yo no tengo tan claro eso del carisma, me veo muy normal. En cuanto al perfil, a mí siempre se me acerca la gente con su perfil bueno, como Julio Iglesias. En serio, mis lectores no son sólo amables de nombre. En cuanto a lo que buscan, supongo que recetas sencillas y un poco de humor, que es lo que hay en M. Cocotte.

¿Cree que, tal como dicen, hay una revolución gastronómica en internet?

Hay una revolución gastronómica por todas partes y, por supuesto, también en internet. Creo que los blogs funcionan porque hay mucho entusiasmo y mucho trabajo detrás de cada uno de ellos, y porque los lectores quieren cocinar, ver, aprender… Además, hoy encuentras productos e ingredientes en los mercados que hace unos años ni te imaginabas. Yo, que nací en el 74, hasta hace cuatro días no había visto un chutney envasado en un supermercado de mi pequeña ciudad, por ejemplo. Ahora en cualquier sitio encuentras hasta kits para hacer sushi, con su makisu de bambú y todo. Y de los productos nacionales, ni hablamos. Hace unos años la torta del Casar, por poner un ejemplo se conocía en Extremadura y alrededores (yo tengo la suerte de vivir en esos alrededores). Hoy es un queso viajero, de lo que me alegro.

La última receta publicada en su blog es una ganache picante, una receta que venía en una tableta de chocolate que compró en el supermercado, ¿la inspiración está en cualquier sitio?

Desde luego. Yo la encuentro en recetarios, en paquetes de pasta, en programas de televisión, internet… Pero también en casa. De hecho, esta mañana he puesto a mi madre a escribirme su receta de carillas, que es brutal.

¿Dónde le gusta comer a Monsieur Cocotte?

Pues tanto porque tienen una carne estupenda –soy muy de chuletón– como por motivos sentimentales, me encanta ir al Arcipreste, un mesón de mi ciudad. Es un poco viejuno, pero entras en el local y vuelves a viejos tiempos. Pero no le hago ascos a casi nada. ¿Dónde me dices que me invitáis?

Viendo el panorama hostelero de su ciudad, ¿diría usted que el futuro está en la tapa?

Definitivamente, sí. Talavera es algo así como el hogar de los bares con tapa. No se concibe ir a uno y que no te pongan nada para acompañar. De hecho, cuando salgo y no hay tapa –me ocurrió hace poco en Madrid- me sienta mal. Así, como altamente recomendable, os diría que si venís por aquí os pasaseis por el Rioja, que es un sitio de vinos modernete y eso. No soy socio, es que me gusta.

¿Qué requisitos debe cumplir, en su opinión, una tapa para enamorar a Monsieur Cocotte?

Me contento con un buen producto fresco y una elaboración correcta. Creo que sólo con eso… ¡Si un buen jamón es lo más! No me gustan los fritos asesinos ni los congelados.

¿Podría darnos una receta sencilla de una tapa para nuestros lectores?

Es una tontería, pero me gustan mucho los pinchos de morcilla. Tomamos una rebanada de buen pan, colocamos encima pimiento del piquillo (si es de Lodosa, ya se sale). Pasamos un par de rodajas de morcilla por la plancha –vale cualquier sartén, claro- y las colocamos sobre el pimiento. Y ya está. Se te saltan las lágrimas. La morcilla, de arroz o de cebolla, como más nos guste. Yo suelo hacerla de arroz.
Esto, con un tinto joven o una cerveza fría está de muerte.

Por último, nos gustaría conocerle un poco mejor:

  • ¿Su tapa o pintxo preferido? Los de morcilla, la tortilla de patatas y –en plan moderno- los que veo en el blog de David Monaguillo.
  • ¿Cerveza o vino? Depende del momento pero estoy en pleno furor vinícola.
  • ¿Gazpacho o salmorejo? Salmorejo de Mme. Cocotte, con los ojos cerrados.
  • ¿Queso o jamón? Queso manchego y jamón extremeño o salmantino, por proximidad.
  • ¿Boquerones o banderillas? Aquí sí me decanto: boquerones hechos en casa.
  • ¿Patatas bravas o ali oli? Demasiados años en Madrid: bravas.
  • ¿Calamares a la romana o pulpo a la gallega? Elijo los calamares por motivos sentimentales. Me recuerdan muy buenos momentos en el pueblo de mi padre.
  • ¿Café o postre? Buen café y buen postre. Nada de renuncias en este caso.

Un placer querido Monsieur Cocotte, muchas gracias por la entrevista.

Popularidad: 2% [?]

3 Comentarios »

Déjanos tu comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

Puedes usar estos tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Para usar Gravatar, regístrate en Gravatar.